Como afecta la anemia al cabello

La anemia por deficiencia de hierro es una condición que ocurre cuando una persona no tiene suficiente hierro en su cuerpo, o su cuerpo no puede usar el hierro adecuadamente. Si bien, la anemia severa por deficiencia de hierro puede causar síntomas como falta de aliento, fatiga y dolor en el pecho, algunas personas también experimentan pérdida de cabello.

Si buscas cómo afecta la anemia al cabello, en este artículo hablamos sobre el vínculo entre la anemia y la pérdida de cabello.

Anemia por deficiencia de hierro y pérdida de cabello

La anemia por deficiencia de hierro es una condición en la cual su cuerpo carece de hierro para producir suficientes glóbulos rojos. Estas son las células que transportan oxígeno [hemoglobina] alrededor de su cuerpo a sus tejidos, lo que les permite funcionar.

¿Cómo afecta la falta de glóbulos rojos al cabello? Cuando su cuerpo tiene poco oxígeno, canaliza su suministro disponible a sus órganos vitales para mantenerlos vivos, en lugar de a sus folículos capilares. Sin oxígeno, los folículos capilares dejan de funcionar correctamente y su cabello puede caerse. De hecho, una gran proporción de las personas que acuden a nuestras clínicas tricológicas para el tratamiento de pérdida de cabello tienen algún grado de anemia.

Si está perdiendo su cabello, o nota que no está creciendo tanto o tan rápido como solía hacerlo, le sugerimos que consulte a su médico para evaluar sus niveles de hierro. Si descubre que tiene anemia, trate de no preocuparse: la pérdida de cabello debido a la anemia es reversible.

Acuda con un especialista en caída de cabello para que este le recomiende el mejor tratamiento para su caso.

Tratamiento

Las personas que experimentan tanto la pérdida de cabello como una deficiencia de hierro pueden necesitar tratar tanto la deficiencia de hierro como la caída de cabello ambos por separado.

Tratamiento de la caída del cabello

Los dermatólogos pueden recomendar diferentes tratamientos a los pacientes que experimentan pérdida de cabello, como:

  • Minoxidil.
  • Inhibidores de la 5-alfa-reductasa.
  • Técnicas quirúrgicas. Si otros tratamientos no funcionan, la cirugía, como el trasplante de cabello, puede ayudar a restaurar el cabello de una persona.
  • Suplementos o inyecciones de hierro.
  • Cambios en la dieta.